En materia económica existen indicadores económicos de bienestar. Por ejemplo, el Producto Bruto Interno (PBI) que en su definición económica “es una medida macroeconómica que expresa el valor total de la producción de bienes y servicios de un país durante un ejercicio fiscal, generalmente un año”, muchas veces es utilizado como medida del bienestar material de una sociedad, sin embargo, según Joseph E. Stiglitz (premio Nobel de Economía) “no toma en cuenta la degradación del medio ambiente ni la desaparición de los recursos naturales a la hora de cuantificar el crecimiento.”

 

Por eso se han propuesto los indicadores ambientales que, a diferencia de los anteriores, permiten valorizar el impacto ambiental en unidades físicas. Uno de estos indicadores es la huella de carbono que mide el “impacto que las actividades humanas tienen en el ambiente en términos de emisión de gases de efecto invernadero (GEI), calculada en toneladas anuales de dióxido de carbono”, lo que permite que organizaciones, productos o personas puedan conocer su influencia en el cambio climático. Este indicador puede ser calculado tanto como una huella de carbono personal, de productos, de procesos, como así también de empresas, eventos o naciones.

 

Según la página Carbonfootprint el método consiste en traducir todos los impactos ambientales, tanto consumos como desechos, en la cantidad de dióxido de carbono equivalente emitido. La herramienta para realizar esta conversión son “los factores de emisión calculados para cada una de las instancias evaluadas, y la unidad de expresión es toneladas anuales de dióxido de carbono (TACO2)”.

Esto significa que no podemos crear energía, es decir, podemos transformarla de energía cinética a energía potencial y viceversa, o bien considerando la energía mecánica producida como la relación entre ambas.

 

El segundo modelo es el motor Keppe. Según sus creadores (Cesar Soos y Roberto Frascari) utiliza el principio de resonancia electromagnética para optimizar su eficiencia. El Keppe Motor recibe este nombre porque fue desarrollado siguiendo los principios que surgieron de la investigación del científico brasilero Norberto da Rocha Keppe sobre la física, y  que fueron expuestos en su obra “La Nueva Física de la Metafísica Desinvertida”, escrita en 1996, en Francia. El motor a pequeña escala que decidimos contruir salió a la luz en un instructivo para mostrar el principio con el que funciona, si bien a simple vista su mecanismo parece muy similiar al motor Newman, puesto que tiene un imán en el rotor y este rotor está rodeado por una bobina, el modelo Keppe funciona de otra forma: con este pequeño modelo sus creadores  intentan demostrar cómo este tipo de motor, que en un principio se alimenta con una batería de 9 voltios, entra "en resonancia" produciendo un exceso de energía. Según ellos, cada vez que se encienda el motor, el rotor intentará alinearse con el campo magnético de la bobina, y una vez alineado, la conmutación cambiará y empezará a recibir pulsos magnéticos, con estos pulsos magnéticos el motor entrará automáticamente en "resonancia".

 

Según esta teoría, cuando el motor entra en resonancia el campo magnético colapsa, lo que de alguna forma permite la recolección de lo que se conoce como "energía del vacío" o "energía radiante", según los creadores del modelo Keppe esto se demuestra por la energía que empieza a emitir el pequeño motor alimentado por una batería de 9 voltios que es capaz de encender una lámpara de más de 60 voltios.

La segunda pregunta nos llevó a investigar acerca de la denominada “Energía Libre”. En la actualidad existen y se promueven en internet inventos que se consideran “abiertos al público” u “open source” y que se comparten tal como lo hacen los usuarios del software que recibe la misma denominación. Sin embargo, una primera diferencia que encontramos entre el software “open source” y la tecnología “open source” es que “libre” no siempre significa “gratis”, libre por lo general significa “libre de contaminación”. En estos sitios son muy populares los dos modelos de motores electromagnéticos que decidimos construir. En general este tipo de “invenciones” tienen en internet sus defensores y detractores, y si bien antes se los cuestionaba como “máquinas de movilidad perpetua”, esta suposición se considera muchas veces obsoleta puesto que sus inventores no buscan la movilidad perpetua sino el ahorro de la energía que se utiliza para hacerlos funcionar.

 

El primer modelo que construimos es el denominado “Motor Newman”, su creador Joseph Newman afirma que este motor genera "una mayor producción de energía externa de salida que de energía externa de entrada" y afirma que la diferencia es el resultado de la transferencia de masa / energía de un dominio (desde el interior de los átomos del conductor) a otro dominio - como masa / energía de salida (o "massergy" como él la denomina) que puede ser medida como energía eléctrica y /o mecánica (palabras textuales de Newman). La afirmación de que este motor genera una “mayor energía de salida externa que la energía externa de entrada" no es lo mismo que decir que "produce más de lo que consume". Esta última afirmación sería una violación de la Ley de Conservación de la Energía, mientras que la primera no lo sería si se puede demostrar que el sistema está “convirtiendo" (o mejor dicho “transfiriendo”) masa / energía de un dominio a otro. La Ley de Conservación de la Energía establece que “la energía no se puede crear ni destruir” sino que se transforma “de una forma a otra” sin que cambie la cantidad total de energía.

 

 

 

 

 

La primera pregunta nos llevó a investigar acerca de la denominada “economía ambiental”. En teoría, la economía ambiental adjudica a los bienes un precio en función de su escasez. Para ello tenemos que tener en cuenta no sólo el consumo de energía que generan los procesos de comercialización y transporte de un determinado producto, sino también el deterioro que provocan en el medio ambiente. Por ejemplo, para trasladar un determinado producto se necesitan motores que conviertan la energía química en energía cinética, los cuales, según investigadores “nunca tienen un rendimiento superior al 25%, lo que hace que el proceso completo nunca supere el rendimiento de un 10 o un 15% de la energía del combustible utilizado”.

 

Lo mismo sucede con los materiales que necesitan más energía para su producción como el acero, el aluminio, el cemento, el vidrio y los plásticos. Todos “deben ser reducidos y para ello se necesitan enormes cantidades de energía de origen térmico, eléctrico o de ambos”. Cabe aclarar que en estos procesos el consumo de energía por unidad de masa de material producida es muy elevado y su costo económico es demasiado bajo en comparación con cualquier producto manufacturado. Por lo que “si la producción energética asumiera todos sus costos sería mucho más cara” esto sin tener en cuenta “los efectos involuntarios” de esa actividad económica sobre el medio ambiente.

 

En economía ambiental, estos efectos involuntarios son considerados “externalidades” que pueden ser negativas si afectan los factores ambientales,  esto nos permite adjudicar un valor monetario al medio ambiente, el cual “pasa a tener un precio o un derecho de propiedad”.  Pero ¿existe algún indicador que nos permita medir este “efecto involuntario” sobre el medio ambiente?

 

6º 3° Orientación Técnico Automotor:

Jesús Lauret - Matías Lamas

5º 3° Orientación Técnico Automotor:

Gastón Albornoz - Juan Conesa

Sergio Najar

5° 1 º Orientación Técnico Mecánico:

Karen Sumbay - Juan Pablo Ávalos

 

Hipótesis

(Técnico en Mecánica y Automotor)

-Los motores electromagnéticos (modelos Newman y Keppe) generan más energía de la que consumen. Esto supone un ahorro de la energía utilizada.

(Administración de Empresas)

-La formas de consumo directas e indirectas de combustible tienen una incidencia negativa en la economía ambiental.

Introducción

Planificación

Teoría

Equipo

Desarrollo

Resultados

Bibliografía

Orientaciones involucradas

-Técnico en Automotor

-Técnico Mecánico

-Administración de Empresas

 

Materias Involucradas

-Lectura y Escritura del Texto Explicativo

-Inglés Técnico

-Termodinámica

-Electricidad del  Automotor

-Estudio de Productos

 

Objetivo General

-Mejorar la interpretación y manejo del léxico técnico.

-Explorar el alcance de fuentes de energía alternativas  aplicando conocimientos de física, electricidad y mecánica.

-Reflexionar sobre las consecuencias ambientales y económicas del consumo de energía.

 

 

 

 

Contacto

Objetivos Específicos

(Técnico en Mecánica y Automotor)

-Análisis y re-formulación de información obtenida en Internet sobre  teorías alternativas para la construcción de motores de energía libre.

-Confección de maquetas preliminares y circuitos para el armado de dos modelos de motores electromagnéticos.

-Construcción de los motores con materiales reciclables y/o en desguace.

-Medición de la energía generada en los artefactos mencionados con instrumentos adecuados a tal propósito (pinzas amperimétricas, multímetro, etc.) aplicando conocimientos de electricidad y mecánica.

(Administración de Empresas)

-Análisis y re-formulación de  información obtenida en Internet sobre economía ambiental.

-Introducción a los indicadores ambientales como parte necesaria de la economía y su incidencia en factores ambientales.

-Sistematización de la “huella de carbono” como indicador ambiental en un sector de la población de El Carmen.

 

 

Introducción

 

 

Cada vez son más impresionantes los avances tecnológicos en el mundo, los celulares, los televisores, hasta los autos siempre se actualizan con novedades interactivas para los “usuarios”, sin embargo todo el avance tecnológico depende de un solo tipo de fuente de energía: los combustibles fósiles; y aunque de vez en cuando salen aparatos que se adaptan a energías alternativas como la solar, estos están prácticamente fuera del alcance del promedio de los consumidores.

 

En internet existen muchas páginas que ofrecen guías e instructivos para crear generadores y/o motores de energía “libre” asegurando al usuario común y corriente que puede construirlos con algunos simples conocimientos en electricidad y mecánica. Muchos de estos “generadores” o “motores” de energía son cuestionados cuando deben pasar las pruebas basadas en las leyes físicas de la termodinámica.

 

En este proyecto intentamos construir y poner a prueba dos motores de energía libre, conjuntamente reflexionamos sobre la utilidad de los indicadores ambientales en una sociedad demasiado acostumbrada al consumo de energía no renovable.

 

 

Teoría

 

 

Nuestro proyecto comenzó con un llamativo dato sobre los gastos indirectos de producción, los consumidores finales pagamos un alto porcentaje en valor monetario en el combustible utilizado para el procesamiento y transporte de los productos que consumimos. (Existe un valor monetario pero ¿cuál es el valor ambiental? Este valor ¿incide en la economía de un país?) Este gasto sólo se contabiliza como un gasto material y no como un gasto ambiental. En relación con esto, existe mucha información acerca de las energías renovables y no renovables pero son hechos que parecen estar alejados de nuestra realidad cotidiana. Este proyecto parte de la necesidad de contestar estos dos interrogantes:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Es posible para un ciudadano común generar fuentes de energía alternativa sin la necesidad de combustible?

¿Cómo podemos medir de forma tangible el gasto ambiental que supone el uso de las energías no renovables?

 

Siguiente

Teoría sobre la Tecnología de Energía Libre

Teoría Huella de Carbono

 

 

 

5° 1º Orientación Administración de Empresas:

Santiago Gutiérrez - Nazarena Salinas

Camila Valencia